¿POR QUE SE DESARROLLA UNA CRISIS DE PANICO Y CONSECUENTEMENTE LA AGORAFOBIA?

En una crisis de pánico interrelacionan continuamente tres factores:
Los pensamientos, las emociones y  el comportamiento  motor.
Dentro de los pensamientos  aparecerán millones de pensamientos negativos, incontrolables y compulsivos que te van diciendo algo así como “tengo la certeza absoluta de que algo terrible va a ocurrir inminentemente, ¿qué  me está pasando?, me estoy volviendo loco, me estoy muriendo, esta vez sí que no salgo de esta, esta vez es la definitiva”.
Las emociones se refieren a todas esas sensaciones incluyendo las físicas que sentimos durante una crisis. Normalmente sentimos un intenso miedo o una especie de presentimiento a que algo horrible va a ocurrir, a la vez de los distintos síntomas físicos “divertidísimos” que antes hemos enumerado.
Las conductas de escape: Una vez dentro de la crisis, tendemos a buscar lo que dentro del caos nos dé más seguridad, a esto se le llama “conductas de escape”. Tenderemos a evitar determinadas situaciones o lugares que no nos hagan sentir seguros o las consideremos arriesgadas en cuanto nos  produzcan nuevos  ataques.
Esta conducta es  perjudicial  porque poco a poco  vas evitando más situaciones, más lugares más personas y acabas desarrollando una Agorafobia.  En mi caso, empecé  por dejar  de conducir, seguí evitando los lugares con mucha gente..y así sucesivamente hasta quedar literalmente encerrada en mi casa que era lo que yo consideraba un “lugar seguro” y aun así no me libraba de los  ataques en casa, sólo que por lo menos no sentía  la presión de que, si me daba,  haría el ridículo en la calle.
Para que se desarrolle la crisis, deben aparecer simultaneamente estos tres factores. Si uno de estos falla, ya no habrá crisis. Se puede aprender a disociar estos factores.

ALGUNOS CONSEJOS E INFORMACIÓN PARA SANAR LA ANSIEDAD, PANICO Y AGORAFOBIA.

Lo primero y más importante, está claro que los síntomas de la ansiedad sea cuales sean son muy limitadores y hay que erradicarlos, pero recuerda que los síntomas son solo síntomas, si de veras quieres curarte debes quitar el problema raíz. Cuando el problema raíz vaya sanando los síntomas se atenuaran solos. Al igual que cuando sana una herida el dolor desaparece solo.
Centrarse en los síntomas es bordear la situación, podrás ir paliando síntomas, pero al final, es un desgaste innecesario. Cuesta el mismo trabajo solventar un síntoma que el problema de raíz, así que es más inteligente coger al toro por los cuernos de una vez por todas, porque  no te creas que va a ser más complicado sanar el fondo que el resto de los síntomas.
Como bien te dije la ansiedad es miedo. La agorafobia es miedo al miedo, provocado por una ansiedad anticipatoria.
Cada uno tiene un miedo especifico, aunque el trasfondo inconsciente suele ser o bien miedo a morir o bien miedo a volverse loco. Todos los demás miedos o fobias concretas, son manifestaciones conscientes de nuestro miedo subconsciente. Entonces si no somos capaz de comprender esto, si no avanzamos al trasfondo, si nos quedamos ahí, aparecerán constantemente  nuevos miedos conscientes de modo de “alarma” que nos avisa que hay algo dentro que no va bien. El sistema de pánico se activa como modo de defensa ante un estimulo que nos da miedo para que nos haga huir y salvarnos la vida.
Así que aunque no lo creas, tu ansiedad y tu pánico es una muestra de que tu cuerpo funciona bien, pues te está avisando de que hay algo “en este caso una creencia, una emoción, un pensamiento” que te está poniendo en peligro y tu cuerpo intenta huir de tus propios pensamientos, emociones, sentimientos…
Aunque comúnmente se diga que cuando tenemos trastorno de pánico no existe ningún estimulo real que provoque la crisis, la verdad es que esto no es así.  Nosotros estamos completamente sanos, nuestro cuerpo funciona perfectamente, nuestro cuerpo con la ansiedad no hace más que avisarnos de que está en peligro, creemos que peligra o nuestra vida o nuestro juicio y ¿no eso es un motivo más que justificado para que se dispare nuestra “alarma interior”?. Sentimos lo mismo que sentiríamos si tuviéramos a un león hambriento frente a nosotros, y en este caso el pánico sería algo bueno que  nos salvaría la vida.
Lo que pasa es que como no hay león hambriento ya nos tomamos el que nos haya saltado la “alarma” como una enfermedad, cuando en realidad nuestro cuerpo sabiamente nos esta indicando que  debemos de huir de esos pensamientos, emociones…etc..
Hay que buscar y sanar el porqué a cada uno de nosotros  nos salta la alarma.
Para perder el miedo a la muerte o miedo a perder el juicio de raíz hay muchas pautas. Es un trabajo muy intenso y  debe de ser muy constante, pero te garantizo que si lo haces te curarás. Si yo lo he conseguido, tú  también puedes hacerlo.
Esto es tan largo que es merecedor de un libro, no hay nada milagroso para curar esto, se trata de un trabajo personal, constante e intenso y es por eso porque lo he escrito. Una vez te sanes, habrás descubierto tanto de ti mism@ que cambiará tu vida, cambiará tu forma de pensar en muchos aspectos y empezarás a llevar una filosofía de vida muy muy positiva.
Te puedo  ir dando  algunos consejos para que puedas ir empezando.
Te copio y pego una parte de mi libro acerca de las afirmaciones.
¿Qué son las afirmaciones?
Las afirmaciones son básicamente pensamientos positivos  que si nos los  repetimos continuamente, nos sirven para  crear nuevas creencias positivas sobre cualquier ámbito de nuestra vida o nosotros mismos que nos preocupen. Se puede decir que con las afirmaciones vamos a realizar el trabajo opuesto del que hacíamos cuando teníamos pánico  y por lo tanto vamos a recibir respuestas opuestas a las que recibíamos cuando machacábamos nuestra mente con pensamientos negativos.  Es bueno  que sepas que nuestra mente “la Señora Charlatana”, siempre te va a responder con la misma moneda que tú le pagas, si le envías mensajes negativos, obtendrás respuestas negativas, pero si la alimentas de afirmaciones y pensamientos positivos te regalará bienestar y muchas  sonrisas.

¿Cómo funcionan las afirmaciones?
Las afirmaciones funcionan exactamente de la misma manera que funcionan los pensamientos negativos sólo que hacia el lado opuesto, y en consecuencia  también  te dirigen hacia el lado opuesto, con lo que  si antes con nuestros pensamientos obteníamos ansiedad  y  Pánico, trabajando  con  afirmaciones obtendremos seguridad y felicidad.
 Esto significa que cuantas más afirmaciones y pensamientos positivos te hagas al día, más lejos estarás de sufrir  ansiedad y un nuevo ataque de pánico.
Te aconsejo escribas en un papel tus pensamientos negativos , para hacerte una lista de afirmaciones personalizadas, Es decir, voy a obligarte a que transformes tus pensamientos negativos en pensamientos positivos creíbles para ti y luego te voy a pedir que te los digas constantemente como un mantra.
Imagina si esto de las afirmaciones es importante, que existe una terapia novedosa que manda afirmaciones a tu subconsciente. Creo que para que las afirmaciones empiecen a funcionar, cada uno debe crearse sus propias afirmaciones a partir de los pensamientos limitadores de cada uno. Una vez tengas las afirmaciones, puedes grabarlas en tu mp3 y ponértelas cuando puedas.
Hay gente que esta terapia súper novedosa y súper cara, no le hace efecto, y esto es porque  no todo el mundo tiene las mismas creencias subconscientes negativas. Si el aparatito te dice constantemente una afirmación sobre una creencia que tú no tienes es normal que no te sirva. El trabajo para sanar no puede ser estándar, cada uno tiene que hacer su trabajo personal. Se lo tiene que hacer uno mismo, yo lo único que puedo hacer es enseñarte cómo hacerlo pero no puedo hacerlo por ti. No existe magia en esto.
Yo en mis talleres, hago bombardeo de pensamientos positivos. Con la lista de afirmaciones que cada persona se ha creado. Pongo a la persona en cuestión en medio y rodeado de otras personas que van diciéndole al unísono estas afirmaciones suyas personales. Este ejercicio es sumamente efectivo sobre todo porque la energía que ponen las demás personas en querer ayudarte y el calor humano que se recibe en ese momento crea una vibración realmente sanadora. Es toda una experiencia.
Tenemos que educar a la mente a pensar bien, si pensamos bien, tendremos sentimientos positivos, y el cuerpo o está bien o está mal, no se puede sentir estar bien y estar mal a la vez. Cuanto más veces y más tiempo dediquemos a positivizar nuestros pensamientos, mas se positivizarán nuestras emociones y más nos iremos alejando del malestar.
No sé si conoces algo de PNL (programación neurolingüística). Esto habla de dos conceptos también sumamente importante en esto. Los anclajes y las limitaciones que nos creamos con nuestra forma de hablar. Copio y pego otras partes de mi libro.
Una forma muy sencilla y muy importante de llevarnos por el camino del optimismo y de los pensamientos positivos, es dedicarle una especial atención a nuestra forma de hablar. Nuestras palabras son pura manifestaciones de nuestros pensamientos y si hacemos un análisis de la forma en la que hablamos, nos podemos hacer una breve idea de nuestro diálogo interno, lo que nos dará mucha información acerca de cómo son nuestros pensamientos. Si somos conscientes de estos pensamientos  nos sorprenderá darnos cuenta que lo que obtenemos en nuestra vida es justo aquello en lo que enfocamos nuestra atención y energía.  Si nuestro dialogo interior es negativo obtendremos resultados negativos y si nuestro dialogo interior es optimista y positivo la vida nos pagará con la misma moneda.[…]
[…]. Una vez modules  estos pensamientos y creencias que hacen que tu diálogo interior sea de una determinada manera, podrás empezar a crear un nuevo hábito de diálogo mental optimista y positivo que te abrirá las puertas hacia el camino del optimismo vital.





Te doy algunos consejos sobre esto:
-Eliminar la palabra No del vocabulario. El subconsciente no entiende el termino NO, asi que cada vez que afirmas que no quieres algo, tu subconsciente entiende que si lo quiere.
Ejm:
No quiero ser una persona gorda- tu subconsciente no entiende el no  y entendería “quiero ser una persona gorda”, habría que cambiar la forma de hablar y decir “ quiero ser una persona delgada “. Al fin y al cabo estas diciendo lo mismo pero tu subconsciente lo entiende como algo positivo.
No quiero tener más ataques de ansiedad- Tu subconsciente no entiende el concepto no con lo que entendería “quiero tener más ataques de ansiedad”, tendrías que decir, quiero encontrar mi equilibrio mental y estar tranquilo.
Así poco a poco vas creándote un lenguaje positivo que te va creando creencias subconscientes positivas. Esto no me lo he inventado yo. He estudiado mucho PNL, investiga si quieres un poco en internet sobre esto. Es una ciencia 100% fiable que es usada hasta para el coaching de grandes empresas.

Los anclajes:
Hablemos pues de  lo que en PNL (programación neurolingüística)  llaman “anclajes”,  los anclajes son  “la asociación automática entre un estímulo y una respuesta emocional”;
Un ejm:
Vas conduciendo y de repente suena una canción que te recuerda a tu novia. De repente cierras los ojos y puedes ver su cara, oler su perfume, te vendrán recuerdos que asocias a ella.
Esas asociaciones son los anclajes. En este caso el estimulo seria la canción y la respuesta emocional seria tu recuerdo de ella.
En nuestra vida estamos rodeados de anclajes. Cuando sale una tarta de cumpleaños todos sabemos que tenemos que cantar el “cumpleaños feliz”. Ante el estimulo tarta con velas, todos respondemos con la misma respuesta emocional “cantar el cumpleaños feliz”
[…]Existen anclajes positivos y negativos, y son estos anclajes negativos  los que nos  hacen que se  materialice un ataque de pánico. Cuando se produce un ataque de pánico hay un  “algo” (un estimulo negativo) que materializamos en manera de Ataque de pánico (como respuesta emocional).
La dificultad de manejar este tipo de pensamientos viene, de que además de positivos o negativos,  los anclajes  pueden ser conscientes e inconscientes y los ataques de pánico, así como la mayoría de los  procesos de ansiedad y de depresión, están basados en anclajes negativos e inconscientes.
Con todo esto, he deducido, que si  localizamos estos anclajes inconscientes, los  pasamos a nuestra consciencia  y los positivizamos , anulando por completo este anclaje negativo para convertirlo en uno positivo , es decir,  si somos capaces de alterar  un estimulo concreto, inconsciente y negativo por uno consciente y  positivo, cambiaríamos pues su  respuesta emocional.
Para ayudarte con esto, es fundamental que me pases la lista de tus pensamientos negativos.
En el libro Stop ansiedad, que venden por internet (yo me lo compre, como otros miles más), hacen ejercicios para enseñar a disociar estos anclajes. Yo en mi libro he resumido y completado técnicas de disociación también, pero de una manera mucho más sencilla y consecuentemente más efectiva de la que este hombre ofrece.
-Otra pauta de gran utilidad es racionalizar las situaciones que nos dan miedo. Te pongo un ejm de cómo yo empecé a volver a conducir. Normalmente me daba mucho miedo conducir porque pensaba que me iba a dar un ataque conduciendo ye iba a tener un acidente y me iba a morir, me venía como un presentimiento, me veía ahí en la carretera aplastada, me imaginaba mi funeral…entonces me Me empecé a decir lo siguiente en voz alta.
Vane, es normal que te vengan estos pensamientos,  de hecho me vienen porque estoy un poco nerviosa y la ansiedad y el pánico me juegan un poco de mala pasada, pero es una idea la que está en mi cabeza, no la realidad, aunque me crea que es un presentimiento yo no soy adivina, ya lo quisiera yo,  y entonces sería rica esta noche con la primitiva,  lo normal es que voy a llegar a mi destino sana y salva, estoy tranquilamente conduciendo como miles de personas que están alrededor mía  y no les pasa  absolutamente nada, elijo confiar  en que todo está bien y va a seguir bien porque soy merecedora de ello.
Intenta racionalizar tus limitaciones. Y sé muy observador de tu dialogo interno, empezaras pues a comprender un poco el porqué de tu ansiedad.
Bueno creo que aquí llevas bastante para ir empezando.  La sanación está empezando.
 Y asi es!!

¿QUE OCURRE DESPUES DE UN ATAQUE DE ANSIEDAD?

Cuando uno sufre un episodio de estos, realmente  no puede creer como  estando en teoría  completamente sano, se  pueda  llegar a  vivir estos síntomas tan desagradables, reales y físicos ,  cuesta mucho creerse que sea  la mente  la q te este   jugando  una tan mala pasada. Llegar a este estado y no controlarlo, es de las cosas más dolorosas y molestas  que puede llegar a sufrir una persona en su vida  y solamente el que ha pasado por ello;  ni siquiera los más allegados,  pueden llegar a entender la magnitud de lo que uno está pasando en esos momentos. Verdaderamente  hay que vivirlo para creerlo.
Sentirse así, un día tras otro, vivir en la inseguridad y en el miedo a que vuelva a ocurrirte es la principal causa de que te vuelva a ocurrir. Es lo que yo llamo el Miedo al Miedo y es fácil entrar en una pescadilla que se muerde la cola y acabar en una depresión que no es más que la tristeza interna  de no saber el porqué  de lo que te está pasando y además  la impotencia de  no saber ni poder controlarlo. ¿Quién  no se deprimiría en esa situación?

¿COMO SE VIVE UN ATAQUE DE ANSIEDAD O PANICO?

Primero tienes una sensación, que puede provenir de cualquiera de los sentidos, un sonido, un síntoma, una emoción…(a esto se le llama estimulo interno), tras esto empiezas a sentir ese presentimiento desagradable de que algo malo te va a suceder, te vas a morir, te vas a volver loco…sientes que esta vez es la definitiva, que no hay salida (a esto se le llama respuesta cognoscitiva) y esto produce una serie de síntomas reales y físicos a modo de somatización   de pánico y ansiedad.
Este cóctel molotov hace que se active nuestra “alarma” interior y desembocan en el ataque de pánico.
 Una vez dentro del ataque buscamos un escape o salida hasta encontrar un lugar de confort  o en su caso tomamos un tranquilizante. Esta evitación o escape hacia nuestro lugar de seguridad es la principal causa de que aparezca la agorafobia y en consecuencia  vuelvan a aparecer los ataques cuando salimos de nuestra “zona de Confort” y en el caso de tomar un tranquilizante, esto nos aliviaría el síntoma en el momento, pero no nos  evitaría que se produzca un nuevo ataque en el futuro.

¿QUÉ ES EL TRASTORNO DE ANSIEDAD Ó PÁNICO?

Todos sabemos lo que es el Pánico, es la sensación de miedo llevada al extremo. El pánico es un sistema de defensa de nuestro cuerpo,  es algo maravilloso que nos puede salvar la vida cuando estamos ante un peligro inminente.  Es un sistema de “alarma” que se activa cuando estamos ante una situación límite y genera en nuestro cuerpo respuestas para poder salvarnos de esa situación que nos pone en peligro.
Todo esto tiene sentido si tenemos a un león hambriento delante nuestra o si  un toro se ha escapado de la plaza y veo que viene hacia mi…pero nada de esto tiene ningún sentido cuando estoy en un centro comercial pagando unos pantalones y de repente me tengo que ir corriendo por que  mi sistema de “alarma” se ha activado y no precisamente por lo fea que era la dependienta que me estaba cobrando.
Ahora voy a detallar los síntomas que podemos sentir cuando sufrimos un ataque de ansiedad ó pánico, se considera que teniendo  cuatro o más, padeces  de Síndrome de Pánico, y he de decirte que yo los he tenido  por épocas todos, no me he librado de ninguno y aquí me tienes, en la paradoja de la vida dando lecciones.
Los síntomas pueden ser los siguientes:
-Taquicardia, dolor en el pecho, pinchazos
-Mareos, vértigos, sudor
-Dificultades para respirar
-Adormecimiento de extremidades
-Rubores, escalofríos
-Miedo a morirse, perder el control o a volverse loco (o todos a la vez)
– Sensación de irrealidad (yo la describo como que veo raro o estuviera dentro de una película)
-Despersonalización:   (para mí es como si estuviera  por encima de mi cuerpo o si fuera otra persona la que está viviendo esa situación, es como si por un lado estuviera el mundo y por otro yo, es una sensación muy extraña  y  desagradable)
La buena noticia es que,  aunque todo apunte a lo contrario,  Usted no está loco y  ni mucho menos  se va a morir. Hasta día de hoy no hay constancia de ningún caso que haya muerto de ansiedad o de un ataque de pánico y diciéndote esto  quiero ahorrarte  la pérdida de tiempo de que busques casos en Internet porque mira por donde ya lo he hecho yo por ti de manera compulsiva,  a diario y durante meses.
Y entonces me  dirás: “ muy bien  ya sé que no me voy a morir ni que me voy a volver loco, pero yo no quiero que  me ocurra mas estos desagradables ataques de pánico” porque ya sé que no me voy a morir pero siento como si fuera a serlo. Entonces te diré que el primer paso para poder superarlo  es  comprender  lo que te pasa y perder el miedo a lo que  te está  ocurriendo y por eso  yo te puedo ayudar a ello.